Entrevista con Carme Portaceli - Teatre Nacional de Catalunya. Temporada 2022-2023

Hablamos en A Escena Valencia con Carme Portaceli, directora artística del Teatre Nacional de Catalunya, sobre la nueva temporada 2022-2023. Una programación multidisciplinar en la que se combinan teatro, danza y circo. Un abanico para disfrutar de las artes escénicas y para todos los públicos.

A.E.: Comienza la temporada con "MDR" de la compañía Los Galindos, a partir del 21 de septiembre. Un espectáculo que además ganó el Premio a Mejor Espectáculo de la Crítica en 2021. Viendo la nueva temporada del Teatre Nacional de Catalunya la programación abarca una gran variedad de propuestas para el público.

C.P.: Comenzar la temporada de teatro con "Los Galindos" es estupendo. Te ríes. No puedes parar. Es una locura. Es fantástico. Además habla de varios temas sin decirlo, de la locura en la sociedad en la que vivimos... Es un espectáculo maravilloso. Abrimos temporada con ellos.

A.E.: En la programación 2022-2023 del Teatre Nacional de Catalunya hay propuestas de teatro de texto, y también hay danza y circo para abrir temporada.

C.P.: La escena tiene muchos lenguajes, y los mezclamos todos, desde hace mucho tiempo. Creo que es muy importante tenerlos presentes aquí. Es un teatro para todo el mundo y también para estos lenguajes.

A.E.: A partir del 29 de septiembre, y con motivo del centenario de José Saramago, se sube a las tablas del escenario uno de sus libros más conocidos, "Ensayo sobre la ceguera", con dirección de Nuno Cardoso.

C.P.: Es un proyecto con el Teatre Nacional São João de Oporto, y que sale del Teatre Nacional de Catalunya, que se llama "Between Lands". Es un proyecto que aúna al Teatre Nacional São João de Oporto, el Teatro KVS de Bruselas, el Teatro Real Flamenco, Teatro de la Comedia de Reims, el Teatre Nacional de Catalunya, y el ERT Emilia Romagna Teatro Fondazione de Bolonia. Estamos todos juntos en una serie de proyectos cuyo eje común es trabajar juntos, y continuar apostando por la defensa de la cultura, en lo que nosotros creemos que es la Europa de las culturas, la Europa de la diversidad, la Europa de las lenguas, y por tanto de la democracia. Uno de los primeros proyectos de este año es el "Ensayo sobre la ceguera" de Saramago, que además la mitad de la compañía es catalana, la mitad portuguesa. Se desarrolla en catalán y portugués a la vez. Se aúnan las dos lenguas en el escenario. Se estrenó en Oporto en junio. Es una coproducción de los dos teatros nacionales. Fue un éxito impresionante, "sold out" desde el primer día, de tal manera que vuelven ahora en diciembre a Oporto. Con "Ensayo sobre la ceguera" abrimos la Sala Grande. Estará cinco semanas.

A.E.: En la programación del Teatre Nacional de Catalunya también hay espectáculos muy esperados esta temporada como "Silencio" con Blanca Portillo y dirección de Juan Mayorga, "Una noche sin luna", con Juan Diego Botto y dirección de Sergio Peris-Mencheta. 

C.P.: "Silencio" es una obra magistral de Juan Mayorga, interpretada magistralmente por Blanca Portillo. Hace un recorrido por el Teatro llegando al corazón de las personas.

En el caso de "Una noche sin luna", además soy madrina del espectáculo, cuando se estrenó en el Teatro Español. Lo he programado ahora en el Teatre Nacional de Catalunya. Es magnífico. Es la última noche de Lorca. 

A.E.: Dentro de la programación encontramos a la prestigiosa compañía Peeping Tom, con "Triptych", una trilogía que aúna teatro y danza.

C.P.: Es un tríptico, una trilogía. Empezaron esta obra en un momento en el que estaban todos muy contentos, y poco a poco, cuando empezaron a hacerla vino la pandemia y todo lo que nos ha pasado en el mundo. Empezaron a encontrar que la gente estaba perdida en el escenario, por eso las tres partes: "La puerta que falta", "La habitación perdida" y "El suelo escondido". Como si no hubiera donde ponerse. Ni paredes, ni suelo donde apoyarse. Es un espectáculo impresionante. Peeping Tom plantea un lenguaje que casi hay un antes y un después.

A.E.: Viendo la programación de la temporada 2022-2023 en el Teatre Nacional de Catalunya, quería preguntarte cuál es tu deseo para esta nueva temporada. ¿Qué te gustaría destacar?

C.P.: Una de las cosas que puedo destacar de las temporadas es un tronco ideológico importantísimo. No hablo de política o partidos políticos, no nos corresponde. Pero sí de una ideología, como diría Almudena Grandes, y como digo en mi programa de mano, lo que significa una ideología. Es mucho más de lo que parece. Es una manera de amar, una manera de mirar a los ojos, a los demás. Precisamente nos asustan las ideologías. Cuando lo que tendría que asustarnos son las personas que no las tienen, que no tienen corazón ni dignidad. Son como muñecas. Creo que hay un tronco ideológico y de una manera de ver el mundo, filosófico, que aúna todos estos espectáculos tan dispares. Hay otra razón por la que es así. Es un teatro público. Es un servicio público. Creo que la sociedad en la que vivimos es completamente diversa. Nosotros tenemos que ser el reflejo de una sociedad completamente diversa. 

A.E.: Además de la dirección artística del Teatre Nacional de Catalunya, podremos ver también dos direcciones escénicas, "Terra baixa. Reconstrucció d'un crim", un texto universal de Àngel Guimerà; y "Bovary", basado en el clásico de "Madame Bovary" de Flaubert. 

C.P.: Sí, "Terra Baixa", un texto de Àngel Guimerà, que revisamos completamente dándole una visión desde el siglo XXI. Desde la visión de alguien que puede mirar desde hoy lo que pasaba en ese momento, en la sociedad de ese momento, en la Barcelona "Rosa de Foc", en la Barcelona "Ciudad de las bombas", cómo se enfrentaban los ricos y los pobres. Todo ese movimiento anarquista que empezaban a hacer en la ciudad industrial. Hay toda una visión, y además tiene una característica muy importante, va de gira por Europa. Es la primera vez que sale un texto emblemático catalán, en lengua catalana, por toda Europa, y creo que es muy importante.

"Bovary" es una obra que dirigí hace dos años, una versión que dirigí en plena pandemia con mascarilla.No se pudo estrenar. Es una producción del Teatro KVS de Bruselas. Estuve dirigiendo a esta actriz y este actor, con el texto de mi colega Michael de Cock. Es una versión muy especial de "Madame Bovary", en la cual solamente están Charles Bovary y Emma Rouault, que son esa pareja. Explicamos "Madame Bovary" desde un lugar determinado. Se estrenó tres o cuatro meses después de cuando estaba preparada a causa de la pandemia. Ha girado bastante por Europa. Ha vuelto a Bruselas varias veces, ha sido un gran éxito. Ahora vuelve a emprender la gira europea. Va a Reims, a Leven, a Gent, a Holanda, Francia, Madrid y Barcelona. Y vuelve a Bélgica. 

A.E.: Viendo tu trayectoria, a la hora de emprender una dirección escénica y poner en pie un espectáculo, ¿qué es lo que te impulsa a dirigir un proyecto teatral?

C.P.: Me impulsa mucho siempre el mundo del ser humano. El pobre ser humano que se mueve, que parece libre pero no lo es. El otro día leía un comentario fantástico de Emilio Lledó, un filósofo que admiro muchísimo. Todo el mundo reivindica la libertad de expresión, y lo encuentro muy lógico, pero yo a veces me pregunto para qué. Lo importante es tener libertad de pensamiento. Si no se puede pensar solo se dicen estupideces, con lo cual me cuestiono para qué la libertad de expresión. Desde este sentido irónico que tiene Emilio Lledó. Es importantísimo una línea de pensamiento, que veas lo que ocurre, todas las líneas emocionales que tienen los personajes. Cómo influye el mundo, cómo planea el mundo y la política en nuestras cabezas aunque no lo sepamos. Todo eso me interesa muchísimo. 

A.E.: ¿Qué le pides a esta nueva temporada?

C.P.: Ha sido un momento de gran incertidumbre. Esta temporada, como ser humano, me interesaría por toda la variedad que tiene, por todos los temas de los que hablamos... Lo que le pido a esta temporada es que despierte esa curiosidad, sin la cual creo que el ser humano muere. Estamos en un mundo que se ha ido a convertirse en un archipiélago de soledad, gracias a las redes sociales. Las redes sociales han roto completamente la comunidad, y el teatro es uno de los pocos lugares donde la comunidad tiene un sentido. Espero y sueño en que sea el lugar donde las personas vienen a resistir, a seguir siendo seres humanos. Palpitando juntos, viendo juntos. Y que lo importante sea eso. Más que lo que uno piensa, que es lo que pasa en las redes sociales. Decir todo el rato lo que piensa la gente sin tener ni siquiera el más mínimo rigor sobre por qué piensan de esa manera. Simplemente un impulso. Creo que los seres humanos podemos ir mucho más lejos. La cultura es la única que puede reservar esa humanidad y hace que seas una persona con más capacidad de convivencia, más tolerante, y por tanto más democrática.

Gracias a Carme Portaceli por esta entrevista para A Escena Valencia.

Podéis consultar toda la nueva programación de la temporada 2022-2023 del Teatre Nacional de Catalunya a través de este enlace: Teatre Nacional de Catalunya (tnc.cat)

Publicar un comentario

0 Comentarios

Comentarios