Entrevista con el actor Fernando Cayo. Este fin de semana "Antígona" en La Rambleta

Hablamos en A Escena Valencia con el actor Fernando Cayo, que visita La Rambleta los días 26 y 27 de febrero con "Antígona", un clásico en el que además interpreta el personaje de Creonte.

A.E.: Estos días comienzas nuevo proyecto y rodaje para Netflix. La serie "Hasta el cielo", producida por Vaca Films. ¿Qué nos puedes adelantar sobre esta nueva serie?

F.C.: Es la continuación de la película "Hasta el cielo", de Daniel Calparsoro. El equipo es el mismo, dirige Calparsoro produce Vaca Films, con guiones de Jorge Guerricaechevarría. Es la misma línea de la película, el mundo de los butroneros, del barrio de Villaverde. Todo ese submundo, y su relación con la policía. Sus atracos, y también cómo se mueven en las altas esferas. No te puedo contar más porque es un thriller.

A.E.: Además compaginas serie con teatro, este fin de semana, los días 26 y 27 de febrero podemos verte en "Antígona", adaptación del clásico de Sófocles por David Gaitán. ¿Cómo ha sido trabajar este clásico?

F.C.: Muy refrescante. David Gaitán, que es un genio del teatro mexicano, está ahora dirigiendo por todo el mundo, y además hizo una versión absolutamente contemporánea. Es una reescritura, con una redefinición de los personajes. La "Antígona" que interpreta Irene Arcos no es la que escribió Sófocles, ni Creonte es el mismo. Todo esto parte del asesinato de unos universitarios hace unos años, de 40 universitarios, y las familias pidieron al gobierno la recuperación de sus cuerpos. 

Y a partir de ahí, el conflicto central de Antígona es ella pidiéndole a Creonte que le devuelva el cuerpo de su hermano, que es un traidor por su culpa. Quiere recuperar su cadáver y Creonte se lo niega. Esa importancia de dignificar a los muertos de la que habla Antígona. El motor de David fue el asesinato de estos universitarios, y sus familias pidiendo sus cuerpos al gobierno.

A partir de ahí, David Gaitán crea un juguete asombroso, en el que no solo participan los personajes que hacen la función, sino además entre 30 y 50 figurantes que se contratan en cada plaza a la que vamos. Los contratados suelen ser alumnos de las escuelas de arte dramático de la ciudad a la que vamos, y que crean realmente ese ambiente de asamblea durante toda la función. Es una función que se hace sin cuarta pared. Y crea ese ambiente de discusión física y fuerte que tiene la función.

Es muy crítica, muy viva, muy emocionante, pero tremendamente divertida. Porque se ha diseñado a Creonte como una especie de showman del poder, como recreando las distintas facetas del poder. Por una parte es un showman que canta, baila, y se encarama por la escenografía como un gorila de lomo plateado. Por otra parte, es un Calígula caprichoso, tiránico. Y por otra parte, es un Obama seductor, con argumentos muy inteligentes, con Antígona y con los que muchos espectadores pueden estar de acuerdo. 

Con todo este cóctel, se ha creado esta "Antígona" que es diferente a la que se ha podido ver hasta ahora. Llevamos dos años de gira y éxito por toda España, y es un gusto poder compartirlo con el público valenciano. 

A.E.: ¿Cómo es Creonte? ¿Y encarnar este personaje tan universal?

F.C.: Es una aventura, en la que la vida ha querido poner en juego casi todas mis facetas creativas e interpretativas. Esto siempre es un gusto, porque subir uno de estos 8.000 como es Creonte, que es ponerte a prueba, y además cantando, moviéndote en el escenario, y manejando al público. 

Además, interviniendo con el resto del elenco que es maravilloso. Es un auténtico placer, muy refrescante, y a la vez muy cómodo. Me he sentido muy a gusto. Es un director muy firme, muy contundente, pero muy colaborativo. Llevamos dos años de gira y trabajar de esta manera con gente a la que conoces muy bien, y además eres extremadamente compatible. Es una gozada. 

A.E.: Con un espectáculo como "Antígona" habéis tenido el gusto de representarla en plazas como el Festival de Teatro Clásico de Mérida. ¿Qué feedback habéis tenido?

F.C.: Impresionante, porque llevamos dos años de gira. Eso es algo sintomático, es que el espectáculo ha gustado. No hay vuelta de hoja. Además en Mérida era el primer espectáculo que se estrenaba después de la cuarentena en España, en el 2020. Aparte del lugar monumental, que es el Teatro Romano de Mérida, fueron los Reyes del España, y se generó un debate en el patio de butacas impresionante, con gritos a favor de la república y a favor de la monarquía, y viva España, y se generó un ambiente de representación viva de lo que pretendía David con esta Antígona. Un debate público, abierto. 

El público estaba ya motivado y metido en la función. Además es una función en la que se debate mucho sobre la monarquía. Solté unas perlas delante de los Reyes de España bastante potentes. Es un poderoso, pero habla abiertamente de las contradicciones y las presenta como cosas beneficiosas. La verdad es que fue muy divertido.

La gira por toda España ha sido impresionante. En 2021 tuvimos ocasión de hacer la extensión del Festival de Mérida, y pudimos ir a teatros romanos más pequeños, en torno al Teatro Romano de Mérida, como el Teatro de Medellín, y muchos otros que hay en los alrededores. Fue muy mágico. Es un espectáculo muy divertido, que conecta mucho con la gente. Siendo un clásico, que puede resultar aburrido para la gente, pero en este caso es todo lo contrario, conecta muy bien con la gente joven. Hay mucha gente joven que nos ha dicho que por fin han entendido lo que quería decir de verdad "Antígona". 

Estamos muy contentos y muy satisfechos. Ya terminamos la gira. Valencia es la penúltima plaza, y luego ya terminamos en Getafe el 12 de marzo, porque yo el día 18 de marzo empiezo función en el Teatro Reina Victoria de Madrid con "El peligro de las buenas compañías"

Es un texto maravilloso de Javier Gomá. Una comedia sobre esa paradoja de ser las buenas compañías y las compañías ejemplares, dirigida por Juan Carlos Rubio, que ya es la cuarta vez que colaboro con él y un equipo maravilloso: Carmen Conesa, Ernesto Arias, Miriam Montilla y yo, que cantamos, tocamos el piano, y  hacer disfrutar a los espectadores. 

Del 18 de marzo al 2 de mayo en el Teatro Reina Victoria de Madrid. Y luego de gira por toda España.

A.E.: Es casi ineludible hablar del gran fenómeno de "La Casa de Papel" y de tu personaje. ¿Cómo has vivido todo el fenómeno alrededor de la serie estos años?

F.C.: Ha sido muy emocionante. Entré en la tercera temporada, que ya era un gran éxito en Netflix, y después ha ido creciendo en las temporadas en las que he estado yo, tercera, cuarta y quinta (primera y segunda parte). Además, mi personaje ha ido creciendo y creciendo hasta terminar con una dimensión enorme en la última parte. Ha sido muy emocionante, por una parte un trabajo muy intenso. 

Se ha trabajado en profundidad, de una manera muy perfeccionista y a un nivel que no tenemos nada que envidiar a Hollywood. Con una producción extraordinaria. Un equipo de producción y guionistas liderado por Álex Pina, verdaderamente maravilloso, de Vancouver Media, y de Netflix detrás. Con un elenco espectacular, y luego se ha transformado en la serie más vista del mundo, en los distintos momentos en los que se han estrenado las temporadas. Lo siguiente que yo siento es un hermanamiento muy profundo con todos los fans de la serie en todo el mundo. 

A pesar de que mi personaje es uno de los malos, ha conectado muy bien con la gente. Tiene mucho sentido del humor, así que me ha llegado el cariño de la gente y la apreciación por mi trabajo. Es un regalo de la vida inolvidable, y que todavía sigo disfrutando.

A.E.: Además comentabas no hace mucho en redes sociales que la última temporada, y los últimos capítulos, a nivel actoral habían sido muy intensos.

F.C.: Ha sido a tope. La última parte de la serie la estuve rodando mientras estrenábamos en Madrid en Las Naves del Español "Antígona". Después de estar haciendo gira, llegamos al Matadero de Madrid, estaba rodando desde las seis de la mañana, me recogían, me dejaban en el teatro, y a las 19:30h estaba haciendo la función. Todo ese momento fue super intenso y muy bonito.

Foto: LCDP. Vancouver Media y Netflix

A.E.: Pude verte con  tu monólogo "La Terapia Definitiva" en la Sala Russafa de Valencia, y ahora has estrenado "Por todos los dioses". Quería preguntarte sobre tu nuevo espectáculo y si lo podremos ver en Valencia.

F.C.: Espero que sí. Este es uno de los espectáculos que produzco yo, como es "Por todos los dioses". Me lleva muchos años idearlos, elaborarlos, escribirlos, ensayarlos... De hecho, este lo estuve ensayando durante la cuarentena. Estuve presentando en mi casa a través de vídeo a la prensa la cuarta temporada y también ensayando en mi casa, que tengo un local de ensayos, este espectáculo. Lo estrené el año anterior y hemos estado haciendo gira, y seguiremos con "El peligro de las buenas compañías" y con "Por todos los dioses", igual que ahora he estado compaginando "Antígona" con "Por todos los dioses". 

Es un espectáculo, una visión crítica y psicodélica de la mitología griega. Es un mundo que siempre me ha interesado. Siempre he tenido contacto con el teatro grecolatino desde mis comienzos. Siempre lo que ha tenido que ver con la mitología me ha resultado muy interesante. Es cómo se conecta con nuestros mitos, y esto hacerlo de una manera decidida, chocante, con mucha conexión con los espectadores. Espectáculos cercanos al cabaret provocación.

Es lo que me mueve al hacer espectáculos, el mover energías de los espectadores, cargar energía con los espectadores, que los espectadores se carguen conmigo y salgan del teatro con una energía cargada, renovada y reluciente.


A.E.: Viendo tu trayectoria, has trabajado con grandes directores, grandes textos. ¿Hay algún personaje, algún texto, que te apetecería poner en pie? 

F.C.: Muchos. Me gusta que me sorprendan los proyectos. Como hacer el Segismundo de "La vida es sueño". Ha habido muchos proyectos a lo largo de mi carrera que han supuesto sorpresas muy gratificantes. Que en principio no los había meditado. Cosa que hago nueva, intento elegir proyectos que supongan un reto y un crecimiento personal importante, y es el caso de "El peligro de las buenas compañías". 

Es un reto muy intenso, un texto que es una comedia muy divertida, pero al mismo tiempo con el texto de Javier Gomá que es uno de nuestros filosófos de lo contemporáneo. Está siendo un reto porque canto, toco el piano. Eso ha pasado otras veces en espectáculos como en "Páncreas", de una manera muy potente. Cada espectáculo nuevo en el que me meto es un reto y espero que vengan muchísimas cosas. Y  también en el extranjero como he estado haciendo con Ridley Scott en "The Counselor", y en la serie "MacMafia" para la BBC. 

Seguir trabajando y disfrutando con lo que hago. Y aprendiendo con equipos de actores que me enriquezcan. Y con los que pueda trabajar a gusto. Y con los que pueda explayarme creativamente. 

Muchas gracias a Fernando Cayo por estar en A Escena Valencia y por esta entrevista.

Publicar un comentario

0 Comentarios

Comentarios