Entrevista con Santiago Sánchez

 

Esta semana en A Escena hablamos con el actor y director Santiago Sánchez sobre el nuevo espectáculo de la compañía L'Om Imprebis, "Heredarás la lluvia", que podremos ver hasta el 14 de marzo en el Teatre Talia de Valencia.

AE: Muchas gracias por atendernos Santiago. Quería preguntarte por "Heredarás la lluvia". Tras su exhibición en los Teatros Principales de Castellón y Valencia, llega al Talia, con una exhibición más larga, hasta el 14 de marzo, ¿cómo está siendo todo el proceso de montaje y puesta a punto?

SS: Es una obra que ha nacido, se ha precipitado como tantas cosas en esta pandemia, en este último año. Es algo que nosotros queríamos hacer desde hace mucho tiempo. Después de la "Crazy Class", con estos personajes que habían nacido de alguna manera con "Imprebis", que son personajes que ya habían estado en un espectáculo anterior que se llama "Zapping", de alguna manera tienen una influencia beckettiana, de Ionesco, estaban pidiendo como desarrollar unas improvisaciones e ir a más. Nosotros desde la compañía, L'Om Imprebis, hemos tratado el absurdo y la improvisación, a veces con Ionesco, Kafka, incluso en Calígula y con los Monty Python, poner a trabajar a los personajes, hablar de lo que nos estaba pasando. Esta especie de fin de una etapa, el fin del mundo como metáfora. Esta sensación de aislamiento, de soledad. Creo que es muy sano que nos podamos reír de todo lo que ha ocurrido este año. Empezamos en febrero de 2019 a trabajar, cuando ni nos imaginábamos que iba a haber pandemia, y dos años después está este espectáculo, después de muchas aportaciones, también del público a través de las redes sociales. Todo esto ha dado lugar a "Heredarás la lluvia", para nosotros es un trabajo muy especial y muy particular.

AE: Del 26 de febrero al 14 de marzo en el Teatre Talia de Valencia. Al hilo de lo que has dicho, es un montaje especial, en el sentido de que como público lo he podido ver y me parece un acierto que a través de una aplicación móvil el público pueda participar con sus respuestas en el espectáculo. Ves a través de la pantalla de fondo lo que has puesto y contrasta con lo que han puesto los demás.

SS: Es un pequeño guiño. La gente puede seguir entrando en Menti.com y en la sala tiene un código. Si no me equivoco es 1524905. Entrando con ese código puedes seguir contestando y nutriendo la función. Igual que sucedía con los papeles en "Imprebis" o con la votación a mano alzada en "Por los pelos". En esta distancia, estaba bien crear este diálogo con el público a través de las redes sociales y de esta aplicación, incluso que pueda interactuar una vez acabada la función. Es algo singular en "Heredarás la lluvia".

AE: Además sois un equipo que os conocéis mucho. Carles Montoliu, Carles Castillo, Víctor Lucas y Santiago Sánchez, sois una familia, cuatro personas que habéis trabajado mucho juntos, y para este montaje estaba pensando ahora, en comparación con "Imprebis" que es más lúdico, aquí entráis en la comedia y también en el drama. Hay una mezcla, momentos de comedia, incluso con un tono ácido, y también hay momentos de reflexión y de drama de los personajes.

SS: Creo que responde a la sensación que hemos tenido en el período de creación. El humor está en cualquier situación, pero también un punto de reflexión. Hay un humor ácido, un toque de atención. "De verdad queremos seguir viviendo así o valen la pena otras cosas", a partir de ahí reflexionamos sobre todo. El concepto de nación, de bandera, de himno, también del concepto de amistad, de amor, de vivir en sociedad. Está bien, que sin perder el humor, siempre con Imprebis hay ese toque de humor, pero a la vez hay una llamada de atención. "¿De verdad nos gusta este mundo que estamos fabricando?" Ahora cuando oyes "Queremos volver a la normalidad", pero la "normalidad" qué es, emborracharnos los fines de semana para trabajar como animales el resto de la semana, alienarte delante de la televisión y el fútbol... ¿Qué pasa con todo esto? ¿Qué estamos haciendo con nuestra vida? Sin perder el sentido del humor que siempre está ahí y que con los Carles está asegurado, echar esa mirada irónica sobre la sociedad, sobre lo que está pasando.

AE: Pude ver "Heredarás la lluvia" en el Teatre Principal de Valencia, quería preguntarte por estas primeras funciones. ¿Qué sensaciones y reacciones recoges del público?

SS: Una gran acogida. Estuvimos en el Principal de Valencia la semana más complicada de toda la pandemia. Cuando parecía que estábamos en unos índices de contagio brutales, y aún así fue creciendo cada día. Por eso tenemos mucha confianza en lo que pueda pasar estos días en el Talia. El público salía tocado, porque se había reído, se había emocionado, y reflexionado. Por ejemplo, la crítica escrita, toda, ha sido muy positiva. Hay una sensación de sorpresa, de haber hecho algo que el público no se esperaba. Hay todo un esfuerzo de factura de producción, en el diseño de iluminación, en el diseño sonoro, de los audiovisuales. Hay una puesta en escena que parte de la gran calidad de trabajo actoral de los Carles, de la música de Víctor, que está arropada por una propuesta que quiere ser un paso adelante en todo el trabajo de los años de Imprebis.

AE: Me llamó la atención la factura técnica. Es impecable la puesta en escena, cómo se escuchaba el sonido. Me sorprendió mucho la tarima que se levantaba y daba un ángulo de inclinación hacia delante... Quería preguntarte sobre estos elementos técnicos.

SS: Hay algo de reconocimiento del oficio. Del oficio nuestro, de los Carles tantos años encima de un escenario, de la dirección, de la música. Es un trabajo de oficio. Ahora que nos quedamos embelesados con cosas excesivamente nuevas, aquí hay un canto, una reivindicación, de cómo lo nuevo no surge de la nada. No es en balde llevar tantos años. En el caso de la escenografía, comencé a trabajar con Dino Ibáñez con Boadella en 1986 y en 1989 con "L'Om Imprebis". Son ya 32 años trabajando juntos. Como siempre el reto con Dino ha sido con el espacio de Galileo, con la tarima del Quijote, con el espacio de Don Juan, de Calígula, se trata de hacer un espacio vacío pero que sea el propio para la obra que estamos haciendo. Nosotros, en este caso, pensábamos en esta especie de isla, de la que no pueden salir los personajes. Un poco como "El Ángel Exterminador" de Buñuel. Esa balsa a la deriva que no sabes exactamente a dónde va. Es la idea de la escenografía, y luego también los talleres Pascualín son unos talleres impecables para que eso sea seguro y estable. Luego también la labor de Jordi Castells, uno de los grandes escenógrafos del país. Eso bebe del esfuerzo y del rigor de producción de L'Om Imprebis.

AE: Quería hablar contigo también ahora de un momento especial. Pude ver la exposición de la compañía en la entrada del Teatro Principal, que hacía un repaso por toda la trayectoria de la compañía. Son muchos años, muchos montajes. Si no me equivoco son 38 años. 

SS: Este año sería muy especial porque L'Om arrancó en 1981, y se constituyó oficialmente en 1983. En 1981 comenzamos a hacer "La muerte accidental de un anarquista", que fue el primer montaje nuestro. El día del 23F estaba yendo a un ensayo de "La muerte accidental de un anarquista". Me encontré que el local estaba cerrado y que no iba a poder ensayar. Pensé "Qué cosa más rara ha pasado aquí". Y entonces me fui a mi casa, no vi a nadie, no había móviles. Cuando llegué a casa mis padres todo preocupados, "hijo mío dónde estabas". Y además ensayando "La muerte accidental de un anarquista". Ahí empezó L'Om pero se formó oficialmente en el año 83. Por tanto son 38 años ya. Estos días celebramos además 27 años desde que se estrenó "Imprebis" en el Teatre Talia. 

AE: Quería preguntarte también por "Un obús en el corazón" que finaliza con éxito su exhibición en los Teatros Luchana de Madrid. Con Hovik Keuchkerian, sobre el texto de Wadji Mouawad.

SS: Es también la perseverancia. Hace ya seis años y medio que se subió a un escenario con "Un obús en el corazón", Hovik tenía ya mucha fuerza y visceralidad. Ha sido ahora cuando es más conocido, a raíz del éxito de "La casa de papel" y "Antidisturbios", y el público viene muchas veces buscando a "Bogotá", y se encuentra con un pedazo de actor y un pedazo de texto como es el de Wadji Mouawad, autor de "Incendios". Se van conmocionados. Todo esto creo que ha hecho que "Un obús en el corazón" tenga una segunda juventud y que los seis años y medio se vayan a convertir en más.

AE: Para terminar la entrevista quería que me resumieras las líneas de trabajo de L'Om Imprebis.

SS: Una de las claves del trabajo de L'Om Imprebis ha sido no limitarse a un género de teatro. Por un lado, hemos trabajado las grandes obras del repertorio universal, a veces clásicos españoles como "Don Juan" y "El Quijote", y también clásicos internacionales como Chéjov y "Tío Vania"; "Calígula", con Albert Camus, "Galileo" de Bertolt Brecht. Esos grandes títulos han sido una línea. Luego, una segunda línea han sido esas pequeñas joyas, de creación prácticamente siempre contemporánea, como "La mujer invisible", Koltés con "La soledad de los campos de algodón"... También autores españoles, como es el caso de "Vidas enterradas", con Juan Mayorga, Pepe Viyuela, Laia Ripoll, Alfonso Plou, Mafalda Bellido, y también a Wadji Mouawad, que se le representaba por primera vez en España con "Un obús en el corazón". Luego, la propia línea de Imprebis, que genera esa línea de improvisación, de teatro fresco, "La crazy class", y también los montajes de humor que tienen que ver con el mundo de la improvisación como los Monty Python o "Por los pelos". También hemos querido atender esa línea de teatro más fresco. Por último, hemos viajado por 21 países. En esos países, no hemos querido ir a presentar la obra y punto. Hemos querido tender puentes, vías de desarrollo, colaboraciones, contactos con otra gente. Ha sido importante en África y en Latinoamérica. En África con ese teatro antropológico, "Decamerón negro". Trabajando en Guinea Ecuatorial, haciendo el proyecto "Orígenes". Los últimos años y sobre todo en Perú, con el trabajo que hemos hecho con la Selva Amazónica, con artistas originarios de la Selva Amazónica y que se han traducido en dos espectáculos "La Muyuna" y "Onaya". Cuando uno mira toda esa trayectoria piensa "madre mía, la de kilómetros hechos y la de horas de teatro que hemos puesto arriba de los escenarios". Creo que es importante reivindicar esta experiencia.

AE: Muchas gracias Santiago por estar en A Escena Valencia.

SS: Gracias a ti por interesarte.  

Imágenes vía Imprebis / Música&Photografía SL

Publicar un comentario

0 Comentarios

Comentarios