Entrevista con Santiago Sánchez. Vuelve "Por los pelos" al Teatre Talia

 

Sin duda, uno de los montajes más exitosos y queridos por el público, y con una larga carrera comercial. Hablamos de "Por los pelos", una producción de L'Om Imprebis y Olympia Metropolitana, que retoma estos días su gira tras el parón provocado por la pandemia del covid-19, y que a primeros de septiembre le llevará al Teatro Campos Elíseos de Bilbao y al Teatre Talia de Valencia. Más de 300 funciones, una gira de más de tres años, y un elenco que te espera en el escenario con un único objetivo: hacerte reír. Hablamos con su dirección Santiago Sánchez del fenómeno de "Por los pelos".


Entrevista con Santiago Sánchez:

Lo primero que quería preguntarte es por los inicios de la compañía. Estas semanas en vuestras redes sociales se ha hecho referencia a espectáculos anteriores con algunas imágenes. Estamos hablando de casi 40 años de trayectoria, del año 1982, de una obra de Dario Fo, "Muerte accidental de un anarquista". A raíz del éxito que tuvisteis, decidisteis crear la compañía a nivel profesional de L'Om Imprebis. ¿Cómo fue el nacimiento de l'Om Imprebis y ese éxito que hizo que se creara la compañía a nivel profesional?

Todo el movimiento de L'Om es un movimiento cultural que se da en Picassent a principios de los años 80. Justamente, un olmo centenario que había en el pueblo, que incluso se dice que en las crónicas de Jaime I ya hablaban de él... deciden cortarlo para ampliar la carretera y la gente joven del pueblo nos manifestamos para evitarlo y lo conseguimos... pero curiosamente las enfermedades propias de los olmos, como el "olmo seco de Machado", la "tristeza del olmo", que no le habían afectado en cientos de años, en poco tiempo acabó con él. En Picassent, aparecieron un montón de cosas que era L'Om, un boletín municipal, una falla, y justamente en el seno de la falla nosotros empezamos a hacer teatro. Era una falla diferente... En los primeros años hicimos Dario Fo, Harold Pinter... una serie de autores que no eran lo habitual en los sainetes de la fallas. Y entre ellas, hicimos Dario Fo, "La muerte accidental de un anarquista", que lo estrenamos en 1982, y a todos nos sorprendió su éxito. Es una función que se acabó haciendo en el Teatro Escalante, en el Teatro Princesa, una temporada larga, en el Micalet... Recorrimos los teatros de la ciudad de Valencia, y además nos llovían peticiones de Cataluña, de Mallorca, recorrimos gran parte de la Comunidad Valenciana. Recuerdo que eran dos obras de Dario Fo que en ese momento tenían mucho éxito. Una que la hacía Pep Cortés y Raúl Torrent, que se llamaba "Qui vol un miraclet" del grupo Universal-Comics, compañía de la que alguna manera, tiempo después aparecería Carles Pons, y nosotros con "Muerte accidental de un anarquista". ¿Qué pasó en todo eso? Empezamos gente muy joven, amigos, haciendo la obra, gente de la falla. Hubo gente que no podía seguir el ritmo de hacer actuaciones. Al principio sí, hacíamos los viernes, los sábados... pero a medida que esto se fue multiplicando ya no podían. A lo largo de seis años, acabamos haciéndola más de 400 veces. En el año 1985, me fui con Albert Boadella y Els Joglars, y me sustituyó Ramón Moreno. Al final, todos los personajes de la obra acabaron reemplazándose. Fue el principio mío, con 17 años, y después se fue incorporando gente importante en la compañía, como Chus Romero, que interpretaba a María, la periodista de la obra, y más gente que se fue sumando después. Ese fue el origen de la compañía. 


Vuelve "Por los pelos", uno de los grandes éxitos del teatro de los últimos años. Tiene una gira muy extensa, creo que habéis estado prácticamente en toda la geografía española, son unos tres años girando. Y este verano volvéis a finales de agosto, con fechas nuevas. El 21 de agosto en Puerto de Santa María en Cádiz; el 4, 5 y 6 de septiembre al Teatro Campos Elíseos de Bilbao, y justo después al Teatre Talia de Valencia, a partir del 10 de septiembre. Estáis llenando en cada teatro al que vais, incluso volvéis una y varias veces con éxito. Cuando montaste "Por los pelos" ¿imaginabas esta vida tan extensa para el espectáculo y esa reacción del público?

Con "Por los pelos" señala una cosa importante, que podemos hacer grandes montajes en Valencia. Que hay talento, hay grandes actores. Hay talento para crear, para producir. Y aquí se ha dado una circunstancia especial, de dos entidades con gran trayectoria en Valencia. Por un lado, una empresa como Olympia Metropolitana, y por otro lado una compañía como L'Om Imprebis. Está claro que ha dado un efecto muy positivo. Ya son tres años y medio, más de 360 funciones. La obra continúa, va a llegar a las 400. Tres temporadas en Valencia. Esto demuestra que en Valencia se pueden hacer producciones si se cuenta con la gente adecuada, no para estar tres días, ni cuatro días ni dos semanas. Con producciones que se rentabilicen, porque ese es el sentido del teatro. Es un esfuerzo ingente. A veces se hacen convenios pensando que se va a estar más tiempo ensayando que representando, y eso no hay derecho. Siempre te alegras de este éxito, hay espectáculos como "Imprebis", como "Monty Python" que tienen extensas giras por toda España y que han durado varios años. En el caso de "Imprebis" es paradigmático, con 25 años. Pero "Monty Python" han sido más de 1.200 funciones en toda España. Creo que hay que buscar los compañeros de viaje y sumar. Es el momento de sumar, y en este momento crítico todavía más. Hay que sumar talento, energía, capacidad, y sobre todo pensar que solo desde lo artístico se pueden hacer estas propuestas. Por otra parte, "Por los pelos" es sinónimo de éxito, lleva 39 años en Estados Unidos. Nuestra responsabilidad era estar a la altura de ese éxito y de apostar por un título así. Es una prueba felizmente conseguida. 

Arrancamos la gira de "Por los pelos" en el Puerto de Santa María el 21 de agosto, la semana siguiente tres días a Bilbao. Necesitamos al público más que nunca. Hay sitios a los que tradicionalmente voy a comer, a estar un rato, a tomar una copa, y quiero volver a ellos, con más gusto que nunca. Porque creo que todos nos necesitamos a todos. Los consumidores a quien nos da un alojamiento, una comida. Pero también los espectadores a la gente del teatro, y la gente del teatro a los espectadores. Por tanto, nosotros confiamos mucho en esta vuelta a Valencia, a Bilbao, al Puerto de Santa María, que no hace más que arrancar una gira muy larga, que nos va a llevar a sitios como Cheste, Trigueros, Xiva, Orihuela, Badajoz, Cuenca, Andalucía... Es decir, que la gira sigue y ahora lo que hace falta es que todos volvamos a disfrutar de algo que no nos va a dar Netflix ni ninguna pantalla, que es el espectáculo en vivo. Y esto solo lo puede hacer la música, los conciertos, el teatro, los actores, el público. Porque no somos nada unos sin los otros. 


Quería preguntarte por un proyecto más personal, "Vidas enterradas", que además supone un nexo de unión entre varias compañías teatrales. Creo que es un proyecto muy especial, que pude ver en un lugar muy especial, el monasterio de San Miguel de los Reyes. Quería preguntarte por ese montaje tan necesario que es "Vidas enterradas", que además ha vuelto con su gira estos días. El 8 de agosto en Ponferrada.

Con "Vidas enterradas" la palabra espectáculo no es la que mejor lo define. Está hecha desde el alma. Si antes hablábamos de la risa en "Por los pelos", en este caso es una necesidad, hay que reivindicar esta especie de alzheimer que ha tenido nuestro país con una parte de su historia, y con una parte de los protagonistas. Con la parte más castigada. Los más olvidados de la historia tienen que estar ahí. Siguen sin tener un reconocimiento oficial, me parece terrible. Cuando escuché "Vidas enterradas" en la Cadena SER, en ese magnífico programa que dirige Javier del Pino, y con reportajes fantásticos, con dos para mí de los mejores periodistas que hay en España: Gervasio Sánchez, fotoperiodista, y Conchi Cejudo, me entraron muchas ganas de proponer este proyecto. Hablábamos antes de la importante de sumar. En este caso, compañías diferentes, energías diferentes. Si antes hablábamos de Olympia, en este caso lo hemos hecho con tres de las compañías históricas del teatro español. Yo creo que también nos identificamos con esas compañías que llevamos más de 30 años haciendo teatro, como es el Teatro del Temple, Teatro Corsario, en estos momentos creo que es la compañía más veterana del teatro español, y como es también Micomicón Teatro. Y juntos, hemos recurrido al talento de autores como Juanjo Millás, Pepe Viyuela, Juan Mayorga, Mafalda Bellido, Alfonso Plou. La suma de talento una vez más. Arrancamos la gira el 8 de agosto en Ponferrada, pero una gira que está ahora mismo al máximo. Es una gira que va a pasar por ciudades como Logroño, Alsásua, Noáin, Soria; volverá a Valencia dentro de la programación especial de Escalante en la Nau, para la gente que no la vio en Valencia y que pueda verla. Es una gira amplia la que tiene "Vidas enterradas", y que además tiene a dos fantásticos actores valencianos, como son Carles Montoliu y Edu Borja. 

Además de "Por los pelos", que ha cumplido 300 funciones; de "Vidas enterradas" un proyecto de memoria histórica muy necesario. Como creativo, siempre estás pensando en proyectos nuevos, en espectáculos que te gustaría poner en pie en un escenario. Quería preguntarte sobre nuevos proyectos que tengas pensado hacer o te gustaría poner en pie. Al otro lado del charco, se ha estrenado con mucho éxito "Tu mano en la mía". Quería preguntarte si este espectáculo podrá verse también en España.

Estamos con varias cuestiones en marcha. Hemos dejado caer algunas pinceladas en nuestras redes sociales. Estamos ahora mismo con
Ainda Não c
omponiendo una banda sonora, que está dirigiendo Víctor Lucas para nuestro próximo proyecto. Un proyecto que no voy a desvelar porque, aparte de que estamos dejando esa incógnita, que la gente vaya descubriendo por dónde podría ir, también dependemos de la realidad. En este año tan complejo y tan complicado que ha sido el 2020 con meses en los que las compañías de teatro han estado paradas, hay una cierta decepción con la actitud de las instituciones. No nos parece correcto que en un año así no haya habido una empatía con la situación. Un ánimo de facilitar las cosas. Se les va a llenar la boca de presupuestos, pero cuando llegan tarde, espero que no mal y nunca, sino que lleguen, sabremos si se puede hacer. Estamos impulsando los proyectos, no solo por esa necesidad que te decía antes de contacto con el público, sino también por compromiso con los actores y las actrices que lo están pasando muy mal. Incluso las estructuras, podemos defendernos, entrar en ERTES, pero un actor que trabaja exclusivamente cuando está arriba del escenario, creo que hace falta por parte de los responsables y de los funcionarios institucionales otra actitud. Porque a ellos sí, durante todos estos meses de pandemia, les ha ido llegando puntualmente la nómina al final de mes a casa. Tal como ellos mantienen a sus familias, también las familias de los actores, de las actrices, de los técnicos, de los maquinistas, de la gente que trabaja en las oficinas de todas nuestras compañías. Por eso nuestro compromiso ahora de lanzar, no solo uno, sino posiblemente hasta dos proyectos diferentes, precisamente para aglutinar el máximo número de gente de todo ese personal que ha estado vinculado a la historia de la compañía. Creo que una las características de una compañía como "Imprebis" es que no tiene actores puntuales que vienen y van. Hay algunos casos, que llevan vinculados a la compañía durante 15, durante 20, 25 años. No solo actores, sino también personal técnico, personal de gestión. Es muy importante que entre todos pensemos que lo que hacemos desde los escenarios no se puede sustituir desde las plataformas, desde las pantallas. Es un trabajo tan importante como el que más. Cuando muchas veces se tilda a la cultura y al teatro en particular de un arte subvencionado, a uno le da vergüenza ajena asistir a lo que ha asistido en los últimos meses con los apoyos escalofriantes a compañías aéreas, a la automoción, incluso al fútbol, y que yo que he sido un amante del fútbol he empezado a desconectarme. Creo que tenemos valores mucho más arraigados. Y esa realmente es nuestra cultura. Sino habrá una inversión en cultura, pero será la cultura del negocio, del pelotazo, en vez de la cultura de los valores y el ser humano por encima de todo.

Me preguntabas también por "Tu mano en la mía", es un espectáculo maravilloso que hemos tenido la suerte de presentar. Ha estado tres meses en Lima, luego ya se ha presentado en Bogotá. Creo que antes o después tiene que llegar a España, verlo en nuestro país y verlo en Valencia, pero ahí será fundamental encontrar el reparto adecuado. Es una obra como son esas joyitas. L'Om Imprebis siempre tiene tres líneas de acción: los grandes textos y autores, Chéjov, Mouawad, Calígula, Tío Vania... luego esa línea de humor, de teatro directo como Monty Python, como Imprebis, como Por los Pelos... y luego lo que llamamos las "pequeñas joyitas", que regalamos a nuestro público, y nos regalamos a nosotros mismos, como "La mujer invisible", "En la soledad de los campos de algodón", "Un obús en el corazón", y en este caso "Tu mano en la mía". Igual que yo esperé cinco, seis años, en encontrar el actor que podía hacer "Un obús en el corazón", que fue Hovick Keuchkerian, un actor maravilloso, tendré que encontrar a los actores para que "Tu mano en la mía" suba a los escenarios españoles y valencianos. Esa suerte la hemos tenido al otro lado del charco. 


No quería despedir esta entrevista sin la pregunta del millón. Siempre que hablo con compañeros de profesión o con amigos que suelen ir al teatro y hablamos de espectáculos emblemáticos se suele nombrar "Imprebis". Un espectáculo con Carles Castillo, Carles Montoliu, Víctor Lucas y contigo en el escenario. ¿Volverá "Imprebis"?

"Imprebis" nunca se ha ido. Siempre está ahí. Lo que pasa es que ahora mismo, "Imprebis" adecuado a esta realidad que estamos viviendo, casi "Imprebis Pandemonium", creo que es más necesario que nunca. En ese sentido, yo creo que sí. Carles Montoliu, Carles Castillo, Víctor Lucas y yo, lo único que no tenemos en este momento es el don de la ubicuidad. En este momento, Carles Castillo y Carles Montoliu están implicados en "Por los pelos", Carles Montoliu además con "Vidas enterradas", Carles Castillo además lanzando sus propios proyectos personales, Víctor Lucas en ese nuevo proyecto componiendo música, y de verdad que la gente pudiera pensar que en todo este tiempo la gente del teatro hemos estado parados viéndolas venir, todo lo contrario, hemos estado currando mucho en una idea, que creo que pronto puede tener su presentación. Nos gustaría hacer un espectáculo como visión de este año. Como "L'Om Imprebis" miraría este 2020 que ha sido tan particular, y por tanto pues posiblemente con nuestros dos teatros amigos y hermanos, y con los que estamos teniendo una relación estrecha, como es el Teatro Alfil de Madrid, y el Teatre Talia de Valencia, nos gustaría que entre finales y principios de año nos pudiéramos dar el gustazo y el regalo para nosotros y para el público de compartir algunas cosas y algunas funciones de "Imprebis" tan especiales. 

Publicar un comentario

0 Comentarios

Comentarios