Entrevista con el director Santiago Sánchez - Tu mano en la mía

Esta semana hablamos en A Escena Valencia con el director escénico Santiago Sánchez sobre su nuevo espectáculo "Tu mano en la mía", que podemos ver hasta el 6 de marzo en el Teatre Talia de Valencia. Con texto de Carol Rocamora, protagonizado por Rebeca Valls y Josep Manel Casany, y música en directo de Víctor Lucas. Una producción de L'OM-Imprebís.

A.E.: "Tu mano en la mía" es un proyecto que viene de un estreno internacional. Lo pudiste estrenar en Sudamérica con gran éxito. ¿Cómo nace "Tu mano en la mía"?

S.S.: Es un proyecto que viene de muy atrás. Tuve la suerte de ver este espectáculo cuando se estrenó en Valencia en el 2003, por Peter Brook, con Michelle Piccoli y Natasha Parry. Fue un texto que me maravilló. Además de mi amor por Chéjov, tuve la suerte de hacer "Tío Vania". Me apetecía mucho zambullirme en él. Tuve la suerte en el 2016 de coincidir en Madrid con Carol Rocamora, la autora, y le propuse hacer el espectáculo. Sabía que este espectáculo se había hecho por encargo para Olympia Dukakis, luego lo había hecho Michelle Piccoli, John Gielgud... siempre actores de mucha edad. Leyendo las cartas y el texto, veía que había algo interesante en hacerlo con actores en la edad en que están los personajes. 

Chéjov empieza con 38 años y Olga con 29. Pasan 6 años. Qué bueno hacerlo con actores que estén en la cuarentena, más o menos. Se lo propuse a Carol, le pareció bien la idea, y coincidió que yo tenía que presentar un proyecto para Perú, y fue así como nació la historia de hacerlo primero en Lima. Carol lo pudo ver allí en Lima, y me animó rápidamente a que lo hiciéramos en España, y yo quería hacer una versión doble, tanto en valenciano como en castellano. En este caso, tener la suerte de contar con Rebeca Valls y Josep Manel Casany era perfecto. Y así fue como nació el proyecto.

A.E.: He podido ver estos días "Tu mano en la mía" y es un gusto. Es un trabajo de oficio, de actores, una puesta en escena que sirve para contar la historia. ¿Cómo ha sido hacer la versión en España con Rebeca Valls y Josep Manel Casany?

S.S.: Lo primero que pensé es en actores que pudieran hacer la doble versión. Podía haber combinaciones con algunos actores de Valencia y de Cataluña, pero es que me parecían tan ideales Rebeca Valls y Josep Manel Casany para estos personajes que tampoco tuve mucha duda. Entonces surgió, los dos se interesaron. Fíjate que con el calendario tan complicado que tienen los dos encontramos los momentos de trabajar, y así surgió el proyecto. Básicamente, mi trabajo está en crear una dinámica de comunicar como lo hizo Carol, y que las cartas parezcan un diálogo. Intensificar esto con una puesta en escena. Como siempre me gusta hacer en casi todos los espectáculos, lo que tiendo es a desaparecer. Mantener el tempo, el ritmo, esto es muy complejo. Que parezca fácil, que parezca que dos personas están dialogando ahí arriba.

A.E.: Es un discurso muy emocional. Había como una temperatura en toda la función, y notaba a Víctor con el piano acompañando en directo.

S.S.: La música en directo es muy importante, porque hay un verdadero diálogo a tres bandas. La música es algo esencial. Antes de empezar la función estábamos hablando que ayer hubo un momento concreto de la función, que a mí me gusta mucho, donde vi que Víctor había cambiado algo. Él me dijo "solo cambié dos notas", juega con la improvisación del momento. Todo esto, esta sencillez, aparente sencillez, porque por detrás es muy complejo. Como diría Mafalda, "sé simple". Llegar a esa simplicidad es un trabajo de destilar, de quitar lo innecesario. Es ahí donde está el verdadero trabajo. En el caso de Víctor, creo que nunca podría hacer esta música en vivo sin esos 12 años que ya lleva haciendo la música de "Imprebís". De la misma manera que yo sería incapaz de dirigir con ese oficio sin toda la trayectoria. Es un trabajo de arte, de emoción, de las sutilezas. Eso lo puedes hacer después de 40 años arriba del escenario. 

A.E.: Además está el universo de Chéjov. Esa atmósfera, esa cadencia... Después de "Tío Vania", ¿cómo fue volver a Chéjov?

S.S.: Primero porque me parece que Chéjov es un grandísimo autor del alma humana. Para la gente que conoce la historia de Chéjov o de Olga Knipper, es una obra llena de referencias. Para quien no la conoce está hablando de una historia de amor a distancia. Como yo he vivido. Yo viajo muchísimo, y por tanto ha habido momentos de separación de mi pareja, de saber cómo echarse de menos, la fuerza de los reencuentros, las crisis que uno tiene en sus relaciones. Estás hablando de la vida, y no solo con las palabras de ficción, sino con las palabras auténticas, que alguien ha escrito esto sintiéndolo. Es un privilegio. 

Es algo que va más allá de lo puramente teatral, para entrar en la faceta humana. A mí es lo que me interesaba, y es lo que me apetecía explorar. Exploré durante meses en Lima, luego lo llevamos a Bogotá, estuve en Colombia, y luego estos meses que hemos estado trabajando con Rebeca y con Casany han sido una auténtica gozada de sutilezas, de buscar. No hay una sola frase en la obra que no sepamos por qué la hemos mencionado de esa manera. No dejamos pasar nada. El Levante decía lo de método Valls y Casany, supongo que en contraposición al método Stanislavski, pero es porque ahí se detecta una forma de hacer. La química que tienen entre ellos es maravillosa. 

A.E.: Después del estreno en el Teatro Fernán Gómez de Madrid, y ahora en el Teatre Talia en Valencia, ¿qué feedback has tenido del público?

S.S.: Quizá en Madrid, por la presión de Madrid, ellos siguieron... Pero aquí han comenzado a soltarse. Creo que ellos se sienten en casa, y aparece una cosa que es fundamental, potenciar el humor. Que como el propio Chéjov pide, siempre está potenciando el humor. "Quiero que me hagan comedias no dramas". Ese humor natural. Porque yo digo siempre que el humor nunca se busca. El humor se encuentra. Cuando tu fuerzas buscar el humor no es bueno en teatro. Hay que estar dispuesto y abierto a encontrar. En Valencia, en estas dos semanas que llevamos en el Talia, he visto que todo ese elemento se ha potenciado y es algo muy bueno para la función. 

A.E.: Quería aprovechar esta entrevista para preguntarte por "Descarados", la nueva producción de L'OM-Imprebís y Olympia Metropolitana, que podremos ver este 2022.

S.S.: "Descarados" creo que va a ser un bombazo. Son estas cosas que me gustan de fidelidad en una compañía. El hecho de que con "Por los pelos" se van a cumplir 5 años desde que la estrenamos. 400 funciones y se ha recorrido toda España. Había algo muy valioso en esa compañía que formó. Está Carles Castillo, Carles Montoliu, Juan Gea, Lola Moltó, Marta Chiner y Rafa Alarcón. Y de repente pensé en este texto y en Darío Fo, que yo había hecho hace más de 30 años, pero que me parece de una actualidad rabiosa. Con un pequeño giro que no desvelaré, pero que si a una altísima personalidad de este país intentaran secuestrarla, y en este intento de secuestro lo confundieran por alguien de la calle... ¿Qué podría pasar? ¿Cómo empezaría a moverse la política, la judicatura, los militares, los servicios secretos? 

Es algo tremendamente nuevo, con toda la fuerza y toda la inteligencia teatral de Darío Fo. Se da una circunstancia. Como se retrasó este proyecto por culpa de la pandemia, resulta que se va a estrenar en pleno 25º aniversario del Premio Nobel a Darío Fo. Es un autor que hace muchos años que no se pone en las carteleras de España y de Valencia, y me parecía bien bueno recuperarlo. Me parece que va a ser una fiesta. 

A.E.: Hemos hablado de Chéjov, de Darío Fo. ¿Hay algún autor, algún proyecto que quieras poner en pie en un escenario?

S.S.: Ahora mismo hay tal saturación, porque una de las cosas que nos ha hecho cambiar con la pandemia es que L'OM siempre ha compaginado tres montajes a la vez en tres formatos diferentes. Ese formato medio de humor como "Imprebís", "Heredarás la lluvia", "La Crazy Class". Luego las pequeñas joyitas como "Un obús en el corazón", "La mujer invisible", y "Tu mano en la mía". Y obras con un formato más grande como ha podido ser "Tío Vania" o "Transición". Todo esto lo hemos convertido y nos hemos dado cuenta que estamos girando con seis espectáculos a la vez. Hemos duplicado los espectáculos. Estamos girando con "Tu mano en la mía", "Heredarás la lluvia", "Por los pelos", "Descarados", "Un obús en el corazón" y "Vidas enterradas". Eso es tal grado de trabajo para mí, tengo que atender a seis montajes y seis colectivos a la vez. En este momento estoy con ganas de estrenar "Descarados" y frenar un poco. 

Muchas gracias a Santiago Sánchez por estar en A Escena Valencia. Recomendamos ir al Teatre Talia y ver "Tu mano en la mía".

S.S.: Hay muchas formas de teatro, pero necesitamos ese teatro que va a la emoción, al sentimiento. Ese teatro del arte. A veces lo echamos de menos en la cartelera. El público tiene esta semana para aprovecharlo y descubrir "Tu mano en la mía".


Imágenes del espectáculo: Nacho Arias
Fotografía de portada: Jordi Pla

Publicar un comentario

0 Comentarios

Comentarios