'ESCUELA NOCTURNA', comedia negra generacional


Es uno de los estrenos más esperados de la cartelera teatral valenciana de este último trimestre. Razones no le faltan. Un texto de Harold Pinter, Premio Nobel; la dirección y puesta en escena de Rafael Calatayud, uno de los directores más solventes y prolíficos de esta tierra; y un reparto intergeneracional que comparte escenario con mucha solvencia y buen oficio: Mamen García, Empar Ferrer, Bruno Tamarit, Juli Disla, Toni Misó y Eva Zapico. 'ESCUELA NOCTURNA' es una comedia negra sobre la sociedad. Una realidad con la que nos sentimos identificados, pertenezcamos o no al estrato social reflejado en la obra. Una pieza de perdedores por sus propias circunstancias y entorno, que mezcla con sabiduría comedia y toques de drama para dar un tono agridulce, creando una reflexión en el espectador.

Pinter no pretende aleccionarnos, sólo mostrarnos un reflejo de espejo donde podemos seguir la historia de Walter y Sara, dos personajes superados por sus circunstancias, que piden a gritos una oportunidad para prosperar y solucionar sus problemas. Cada uno a su manera. Walter es un ladrón de poca monta, que roba para sobrevivir y que acaba de salir de la cárcel. Vuelve a casa de sus tías tras nueve meses en prisión y se encuentra con una situación que no espera, su habitación está ocupada. La nueva inquilina es una maestra de escuela con un aura de misterio y ambigüedad muy propia del universo "pinteriano". Durante la noche, Sara trabaja en un club de alterne, llevando así una doble vida, de la que sólo ella (y el público) conoce su existencia. A partir del momento en el que Walter y Sara tienen un fugaz encuentro, se irá consolidando una peculiar historia de romance, mentiras y giros inesperados, donde el lenguaje, las pausas y los silencios juegan un papel principal.

Rafael Calatayud vuelve a dar el diana con su visión de la obra de Pinter. Conservando su aroma y esencia, consigue dotar a la historia y a la puesta en escena de un ritmo potente que hace que se nos pase en un suspiro. La dirección de actores es otro de los grandes aciertos de esta pieza, campo en el que el director ha demostrado su solvencia en éxitos anteriores de su compañía, La Pavana, con más de 30 años de trayectoria, como 'Una Jornada Particular', 'Hora y Media de Retraso', 'El Hombre Invisible' y 'El Crimen de la Hermana Bel'.


Todo el reparto defiende con oficio los misteriosos personajes de la obra de Pinter, dotándolos de cercanía y humanidad, creando una conexión inmediata con el público. El comienzo de la obra apuesta con acierto por la simulación de un ensayo en el que una compañía de actores, desde el humor y la parodia, se retratan a sí mismos. A partir de un momento del ensayo, entramos de lleno en la obra de Pinter hasta el final, descubriendo un mundo de sombras, detalles y miradas. Todo ello, retratado desde una perspectiva teatral por el uso del espacio escénico, donde prima el trabajo actoral, y apoyado desde una perspectiva cinematográfica por las proyecciones que acompañan a la pieza, ayudando a crear profundidad y un efecto inmersivo. La veteranía y química de Mamen García y Empar Ferrer en escena crea en Annie y Emilia una familiaridad con la que el espectador se identifica y le ayuda como hilo conductor del relato. Juli Disla crea con Bernabé Dualde un personaje solvente, lleno de aristas y con muchos tics, que generan una agradecida carcajada en el espectador. Toni Misó crea con oficio en Teresito un personaje socarrón, con un toque canalla, que genera el perfecto contrapunto con Bernabé en una de las escenas de la pieza. La pareja protagonista, Eva Zapico y Bruno Tamarit, nos dibujan con solvencia y buen hacer el recorrido y el viaje de los personajes. Sara se nos presenta como un personaje enigmático, con un miedo atroz al compromiso, y con una doble vida llena de misterio. Walter es un chico normal, sin perspectivas de futuro, que roba para ganarse la vida, y que no consigue avanzar, pero que siente un amor verdadero por Sara.

Mención aparte merece la banda sonora de la pieza, obra de Dimitri Sostakovich, generando atmósferas y ambientes tan diversos como la casa de las tías, el club o acompañando el camino de los personajes durante la obra.

No os perdáis 'ESCUELA NOCTURNA', la nueva producción de La Pavana, del 19 al 30 de octubre en el Teatre Rialto de Valencia.


Publicar un comentario

0 Comentarios

Comentarios