Un "Don Juan Tenorio" rebelde y con fuerza


José Zorrilla escribió una obra universal sobre un personaje convertido en icono social y cultural, "Don Juan Tenorio". Juan Mayorga depura y respeta el verso y la esencia del texto original en su revisión del clásico de Zorrilla, junto con una cuidada y muy efectiva dirección de Blanca Portillo. Sin duda, es uno de los montajes teatrales de la temporada. En el Teatro Pavón de Madrid, mientras escribo estas líneas, se puede leer el cartel de "agotadas las localidades para todas las representaciones". Un auténtico triunfo para el teatro en los tiempos que corren, y una respuesta clara del público con ganas de ver este montaje sobre la figura de Don Juan.


Para su directora, Blanca Portillo, la imagen de Don Juan Tenorio le "acompaña desde hace años." Nunca ha podido entender "cómo un personaje así se ha convertido en un mito, en un icono abanderado de la libertad y la transgresión, la representación del seductor de mujeres como valor en sí mismo." Don Juan Tenorio crea en ella una necesidad de subirlo a las tablas y realizar un tratamiento de este personaje, muchas veces incomprendido. Para Blanca Portillo, "Tenorio no es un héroe. Es alguien que huye de su propio vacío, llevándose por delante todo aquello que se cruce en su camino."

"Don Juan Tenorio" es un montaje teatral que combina lo contemporáneo y lo clásico, en una mezcla donde todo está en su justa medida y arriesgando en los momentos en los que es necesario. El "Don Juan" dirigido por Blanca Portillo no admite concesiones, llegando de forma directa y contundente al espectador. Es víscera pura, durante sus más de dos horas de representación, que lejos de notarse pasan en un suspiro. La obra respira teatro y pasión a partes iguales. "Don Juan" busca alejarse del héroe y mostrar al canalla, el rebelde y el superviviente. Le llaman "El Burlador de Sevilla", alguien capaz de seducir y engañar a las mujeres, algo de lo que además presume. Es el antihéroe, pero ello no consigue evitar que el público empatice con él de una manera o de otra.


En el reparto de "Don Juan Tenorio", está también una de sus grandes bazas. Jose Luis García-Pérez realiza uno de los trabajos más completos y energéticos que se pueden ver en teatro. Un desgaste físico y emocional que da como resultado una gran interpretación con riesgo, rebeldía y un toque de romanticismo a su manera. Llega a los lugares oscuros del personaje y profundiza en ellos sin miedo. Si algún espectador espera encontrarse la historia del héroe romántico vencido por sus impulsos amorosos, este no es el "Don Juan Tenorio" que espera. Don Juan es un personaje rebelde, y un superviviente de la propia vida. Sus instintos desbocados le llevan a su desenlace, algo que él acepta con todas las consecuencias. Su vida, su lucha, sus conquistas amorosas, su osadía, sus fantasmas, y su humanidad con luces y sombras, es lo que crea Jose Luis García-Pérez en el escenario. Un abanico de emociones bañadas por unas imágenes creadas por las luces, la escenografía y unos elegantes cambios de escena llenos de voz, música y pulso firme. A destacar la escenografía durante los momentos que abre sus paneles iluminada por una luz de luna que baña el escenario.

Eduardo Velasco interpreta con soltura y contundencia a Marcos Ciutti, compañero de armas de Don Juan y su conciencia en muchos momentos; Miguel Hermoso defiende con personalidad y oficio a Luis Mejía, el máximo rival de Tenorio; el duo formado por Beatriz Argüello y Ariana Martínez, como Brigida e Inés de Ulloa, funciona a la perfección y realizan un trabajo impecable. Todo el reparto completa un trabajo compacto y lleno de fuerza, donde se mezclan actores y actrices veteranos con jóvenes intérpretes.


Blanca Portillo dirige con sabiduría, inteligencia y soltura uno de los montajes teatrales más potentes de la temporada. "Don Juan Tenorio" son más de dos horas llenas de oficio, personajes bien dibujados, imágenes llenas de delicadeza y brutalidad al mismo tiempo, donde se mezcla un tratamiento más contemporáneo con el verso clásico de Zorrilla. No te la pierdas en el Teatro Pavón de Madrid y sigue su gira por toda España.

En A Escena Valencia hemos podido hablar con el actor Eduardo Velasco, que da vida al personaje de Ciutti en esta versión de Don Juan Tenorio.


Muchas gracias, Eduardo.

Publicar un comentario

2 Comentarios

  1. Es un montaje que DEBE pasar por Valencia. Sería una pena que no fuese así. Muchos lo estamos esperando.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo Fátima. Es un gran montaje y tiene que verse en Valencia. A ver si hay suerte. Gracias por tu comentario ;)

    ResponderEliminar

Comentarios