El compositor Rafa Xambó presenta su nuevo disco en Sala Russafa

 

N.P. | Marcado acento valenciano y humanista para la programación con la que Sala Russafa cierra el mes de noviembre, reuniendo música, poesía, danza y teatro.

El martes 30 marcará el regreso a los escenarios de Rafa Xambó en la presentación oficial de su nuevo trabajo discográfico. Veterano de la escena musical valenciana, comenzó su andadura en los años 70 y, tras un largo periodo de retiro artístico, retomó su carrera con el cambio de siglo. Desde entonces, con seis discos editados, el músico, profesor y escritor se ha hecho con un lugar destacado en la música valenciana gracias al compromiso y altura intelectual de sus trabajos.

Ahora rompe siete años de silencio musical con el álbum La dansa d’un temps nou, un trabajo desarrollado durante la pandemia. “Estuve muy ocupado durante un tiempo y dejé de componer. Pero, en cuanto dejé atrás algunas obligaciones y me liberé un poco, empezó a formarse en mi cabeza la idea de hacer un disco. Al principio, pensé en versionar aquellas canciones que me habían marcado porque temía haber perdido la mano”, admite el músico y sociólogo. “Lo sorprendente es que, conforme fui trabajando con los temas de otros artistas, empezaron a surgir ideas propias y pasé a componer. Fue todo rodado y, en menos de un mes, el disco estaba listo”, recuerda Xambó, quien decidió rebajar el número de versiones a 6, incluyendo a artistas que habían marcado su vocación musical, como Ovidi Montllor, Raimon The Beatles, junto a referentes de la canción protesta americana como Woody Guthrie y famosas adaptaciones musicales de poemas de autores como Nâzim Hikmet o Manel Marí.

A ellas sumó seis nuevas composiciones. Para esta parte del disco creó algunas de las letras y otras las tomó prestadas de poetas en lengua catalana por los que siente una gran admiración, como Anna Montero, María-Mercé Marçal o Txema Martínez.

El resultado es un conjunto de canciones que hablan de la necesidad de cambiar ante el toque de atención que supone para la humanidad la pandemia. “Esto que nos ha pasado es un síntoma claro de que, si no cambiamos de actitud, si no modificamos la manera de relacionarnos con el Planeta y otras especies, pero también entre nosotros, dejando atrás el capitalismo económico y emocional, vamos hacia la catástrofe”, advierte el compositor.

Por ello, en La dansa d’un temps nou apuesta por la ecología, las relaciones humanas, la reivindicación de la mujer. Algo que se percibe no solo en las letras de las canciones propias y versiones, también en la forma de presentar el disco, acompañado por un conjunto de músicos de participación mayoritaria femenina, con Lucía Zambudio (guitarra eléctrica), María López (bajo eléctrico) y Eva Català (batería), a quienes se suma Salva Vázquez (piano y teclados).

Acompañado por esta nueva banda, Xambó vuelve a los escenarios en un concierto especial, que incluye la proyección de fotografías que reflejan la dicotomía entre lo interior y el exterior, tan patente durante la pandemia. Se muestra a través de fotografías realizadas por él mismo a paisajes de huerta en contraposición a las vistas que ofrecen las ventanas de su hogar. Otro elemento extra de este concierto de presentación es la intervención de la bailarina Noelia Liñana, que acompañará las canciones con sus coreografías.

Una actuación que marca una nueva etapa para este compositor e intelectual valenciano, que encuentra en la música una vía de expresión y concienciación.

Publicar un comentario

0 Comentarios

Comentarios